La rosa Queen Elisabeth Trepadora , que es una de las variedades de las rosas  se desarrolla arbustos fuertes alcanzandio los 3 metros de alto. Debido a su crecimiento vertical y a sus características  podemos ubicarla para tapizar paredes, pérgolas o vallas en el exterior de nuestra vivienda. Sus hojas son de  color verde oscuro y brillante con tallos muy espinados y de un color rojizo muy característico y diferenciador respecto de otras variedades de las rsas. Esta variedad, pertenece a la familia de las floribundas.

Se trata, además de una variedad de la rosa muy resistente a las enfermedades, razón por la cual es fácil de tener en el jardín, dará poco trabajo.

Al alcanzar la fase de maduración, sus flores crecen de forma individual o en pequeños grupos. Pueden llegar a tener  hasta 40 pétalos. El color de las flores es  rosa muy definido que va aclarándose  según va madurando finalizando en un rosa muy flojo, casi blanco. Su flor tiene un diámetro es de unos 10 centímetros y el perfume que desprende es muy ligero. Crecen abundantemente por lo que podremos igualmente utilizarlas como flores de corte.

Origen y cultura popular de la rosa Queen Elisabeth Trepadora

El origen de nuestra variedad de la rosa está en California  que es dónde nació  su creador Walter E. Lammerts en el año 1957. Indicar que, tres años antes, en 1954, se presentó la versión original arbustiva en la rosa Queen Elisabeth.

El mundo de las Rosas - Variedades de Rosas - Queen Elisabeth

Se trata de una variedad con tal aceptación popular que se encuentra dentro del salón de la fama de las rosas, ya que es una de las rosas más valoradas y votadas por la mayoría de  federaciones de rosas del mundo.

Los progenitores de nuestra rosa serían la variedad de la rosa Charlotte Armstrong y la rosa floradora. Por otro lado, también  comparte progenitor,es la variedad de la rosa Chrysler Imperial

Cultivo y cuidados de la rosa Queen Elisabeth Trepadora

Nuestra variedad de la rosa, tal y como hemos comentado con anterioridad en nuestro artículo, es muy resistente a las enfermedades. de todas formas, no podemos dejar de observar ciertas recomendaciones para conseguir uncultivo y crecimiento inmejorable.

A continuación, enumeramos puntos importantes a considerar si, nos decidimos a cultivar este original rosal.

Exposición lumínica

Se trata de una variedad de la rosa que debe estar expuesta al sol lo máximo posible (lo recomendable es de 6 a 8 horas).

Proceso de semillado y reproducción

El suelo más favorable para nuestra Queen Elisabeth Trepadora será aquel bien drenado y fértil que no se encharque con facilidad y, aunque se trata de una variedad muy receptiva a suelos de toda índole.

Atendiendo al riego, deberemos regar de forma  generosa y discontinua. Durante los meses de más calor,   regaremos unas  tres veces por semana para después, en otoño, ir disminuyendo la cantidad de agua hasta llegar al invierno que es cuando  dejaremos de regar hasta la llegada de la primavera siguiente.

El proceso de abonado, es importante observarlo para alargar la vida de nuestra variedad de la rosa. La mayoría de las enfermedades se deben a una mala poda o a un incorrecto abonado. Los abonos adecuados para tener una buena floración en primavera y verano, son aquello ricos en nutrientes. Estos abonos contienen la cantidad necesaria de nitrógeno y potasio, para que el rosal Queen Elisabeth Trepadora crezca fuerte, además de romper florecer con fuerza llegado el momento. La mejor época  es a finales del invierno, cuando hacemos la poda anual. Posteriormente, y con la idea de conseguir una mejor floración, añadiremos abonos químicos de liberalización más rápida.

La poda deberá ser sutil ya que esta variedad de la rosa crece de forma vertical por lo que atenderemos principalmente la conservación de su estructura retirando la materia muerta y las ramas secas con el objetivo de favorecer el crecimiento de la ramas nuevas hacia el exterior.

En cuento al desarrollo de enfermedades hablamos de un rosal vigoroso y fuerte poco proclive a las enfermedades aunque podría llegar a sufrir por causa de la humedad y el calor en primavera y verano que es cuando pueden experimentar  la aparición de hongos pero esporádicamente. Para prevenir su aparición, atenderemos cuidadosamente las instrucciones provistas a lo largo de este artículo en cuanto al proceso de poda y abonado. No obstante tampoco está de más aplicar tratamientos preventivos con fungicidas sistémicos.

Utilidades adicionales de la rosa Queen Elisabeth Trepadora

Además de su uso como elemento decorativo que llena nuestros jardines de luz y color, esta variedad aúna propiedades que hacen que pueda utilizarse igualmente como rosa cortada o, en maceta, que llenará de colorido y de una fragancia muy agradable aquellas estancias en las que ubiquemos nuestras Queen Elisabeth Trepadoras.